Nadie dudará de que los invitados son seguramente el elemento más importante que gira en torno a cualquier celebración que se precie. Los eventos se organizan para acogerles, comunicarles novedades, que se diviertan, o experimenten nuevas experiencias y productos.

Es fundamental que se sientan perfectamente cómodos y situados adecuadamente en el entorno que hemos preparado durante todo el tiempo previsto de la celebración. Nadie permanece demasiado en un lugar incómodo o en el que no puede sentarse si se encuentra cansado, ¿verdad?

 

 

Las dimensiones y estructura que tiene el lugar en el que se organiza el evento es seguramente lo primero que debemos valorar para escoger una u otra localización. De nada sirven unas vistas a un jardín maravilloso si la sala está repleta de arcos y columnas que dificultan la visibilidad de un escenario…

Por esa razón, Milk Studio ha concebido un espacio totalmente abierto y diáfano, que puede adaptarse cien por cien a cualquier tipo de situación que se precieCualquier distribución de asientos y mobiliario para eventos es posible en nuestra nave central de 115 metros cuadrados. ¡Somos capaces de albergar una formación, un concierto, un cocktail, una exposición, un showroom y hasta una boda!

Dentro de esa versatilidad, dar con la disposición más apropiada para la ocasión concreta determinará el éxito de la celebración, por eso es importante que tengamos en cuenta ciertos aspectos a la hora de escogerla:

 

  • Objetivo del evento:

Es necesario valorar la formalidad o no del mismo y si existe algún tipo de protocolo que mande sobre la disposición de los asientos. Saber si los invitados se conocen de manera previa o no, si van a interactuar, si deseamos crear un ambiente discernido y familiar o más correcto.

¿Deseamos informar sobre las novedades que llegan a nuestra empresa o instruir a los asistentes? ¿Disfrutar de una largo banquete o servirles un cocktail y darles libertad de movimiento? ¿Exponer una obra o realizar una grabación?

Sacar el máximo partido a la actividad que vamos a realizar depende en gran medida de cómo vayamos a disponer a los asistentes.

  • Perfil del invitado:

No es lo mismo acoger a un grupo de 20 hombres jóvenes durante una hora y media, que a 100 mujeres maduras con tacones altos durante cuatro.

Valorar la edad, las inquietudes y personalidad es prioritario para estimar las necesidades de nuestro público y prever qué necesitamos para que se sienta cómodo y permanezca el tiempo que deseamos.

  • Aforo previsto:

Además, el número de personas que estamos previendo acoger también marcarán cómo debemos colocar los asientos y disponer los muebles necesarios. Si contamos con menos gente, podremos espaciar más las sillas, pero si vamos a recibir a un gran número de invitados, tendremos que unirlas más.

  • Ambientación y decoración:

Aunque el confort de los asistentes sea primordial, quizás la decoración también lo sea y marque claramente respecto a cómo acomodar a las personas. Una iluminación muy creativa, grandes macizos de flores o la partición del espacio con elementos por necesidades del guión harán que sea mejor sentar a la gente aquí o allá.

 

 

Entonces, ¿cuál es la mejor distribución de asientos según el tipo de evento?

 

Milk es un lugar camaleónico y tan polivalente que se dentro de el tienen cabida infinidad de modalidad de eventos. Para cada uno de ellos se han diseñado una disposición de mobiliario, con el fin de recibir y acomodar a los invitados de la manera más conveniente.

¡Os mostramos algunas de estas disposiciones por si os inspiran para idear la vuestra!:

 

Cursos, formaciones y talleres:

 

Cenas, comidas y bodas:

Cocktails y fiestas:

 

Presentaciones de producto y reuniones:

 

Shootings y rodajes:

 

Millones de posibilidades son posibles en nuestro espacio.

¡Somos el lienzo en blanco sobre el que podrás idear absolutamente todo lo que imagines!